Profilaxis de las parasitosis externas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Profilaxis de las parasitosis externas

Mensaje  Admin el Dom Oct 02, 2011 11:39 pm

Artículo sobre los tratamientos de las infecciones por parasitos externos publicado en la web:laverdadornitológica.blogspot.com

Comportamiento animal. (Sección Manejos)Publicado por Carlos A. Cuenca 7 de mayo de 2010

Profilaxis de las parasitosis externas

Pensaba comenzar la sección de manejos de una manera muy distinta; tal vez introduciendo algunos conceptos básicos para ir desarrollándolos después, pero la actualidad se impone y la problemática suscitada con Insectornis me aconseja abordar este tema en primer lugar.



Realmente, los aficionados a la ornitología deportiva somos muy dados a administrar a nuestras aves todo tipo de artificios, en la mayoría de los casos, con resultado contrario al pretendido e intoxicando a nuestras aves con sustancias de dudosa utilidad: antiparasitarios, medicinas, vitaminas, estimulantes, complementos nutricionales, etc. En la mayoría de las ocasiones las administramos por recomendación de “expertos” y con intención de prevención, cuando en verdad las medidas de prevención, en la mayoría de los casos precisamente desaconsejan todas estas prácticas.


A las multinacionales, fabricantes y distribuidores de todo este arsenal de productos, obviamente les convienen estas prácticas, pues con ellas ven incrementados sus resultados económicos, pero es responsabilidad de todos los que formamos parte de esta gran familia, educar a los criadores y nóveles en praxis más correctas y convenientes.



Lo sucedido con Insectornis pone precisamente en evidencia una mala praxis, muy extendida y generalizada, cual es precisamente una prevención muy mal entendida. Los antiparasitarios, como la inmensa mayoría de productos ornitológicos, no son productos inocuos y deben utilizarse con responsabilidad.


La prevención contra las parasitosis externas no debe sustentarse en la administración rutinaria de antiparasitarios, sino que debe comenzar por minimizar los riesgos y cerrar las puertas a la entrada de estos indeseados parásitos, ya no solo por la molestia que producen a las aves, sino sobre todo, porque son vectores de transmisión de multitud de enfermedades.


Los principales parásitos externos que afectan a nuestras aves son piojos y ácaros, y ambos entran en nuestros criaderos de la misma forma: bien por contacto con aves silvestres (principalmente gorriones), bien por el ingreso de nuevos ejemplares ya infestados.



El contacto con aves silvestres no pasa necesariamente porque gorriones u otras aves entren en nuestros aviarios; en la mayoría de las ocasiones estas aves se posan en tejados, terrazas y zonas próximas a nuestra instalación, desprendiéndose allí de los molestos parásitos. Éstos son capaces de recorrer grandes distancias y se guían por su olfato, siendo atraídos por olores fétidos con compuestos de amoniacos, exactamente aquellos que desprenden los excrementos de nuestras aves y que les conducen inequívocamente a su comida.



La prevención efectiva de estas parasitosis debe encaminarse a minimizar las posibilidades de acceso de estos seres a nuestra instalación, y la primera y más eficaz medida es, precisamente, el no atraerlos. Como siempre, una limpieza regular de nuestras instalaciones así como una ventilación diaria, son requisitos imprescindibles, y a este respecto, tengo que reconocer tristemente que la mayoría de los aviarios que he visitado no cumplen unas condiciones higiénico-sanitarias mínimamente aceptables para la tenencia y cría de aves.



Adicionalmente, también podemos cerrarles la entrada colocando mallas mosquiteras en nuestra instalación, evitando la entrada no sólo de aves silvestres, también de otros animales perjudiciales como roedores y salamanquesas, y de insectos como los mosquitos. Si además, desde el inicio de la primavera hasta el otoño, época principal de actividad de estos parásitos, rociamos un insecticida regularmente (cada 15 días) de efecto residual prolongado, alrededor de puertas y ventanas, será muy difícil que desde el exterior puedan acceder a nuestra instalación. En el caso de instalaciones donde las aves tienen acceso al exterior (cosa muy deseable) y donde el contacto con aves silvestres es aún más probable, las medidas antes descritas son igualmente válidas, pero van a exigir una supervisión más estricta.



La otra puerta de entrada son las aves recién adquiridas y que puedan estar infestadas por dichos parásitos. Estas aves deben mantenerse en cuarentena y sometidas a las medidas y tratamientos preceptivos, entre ellas la desparasitación externa.



Con estas simples medidas, estaremos previniendo eficazmente las parasitaciones externas, y consiguientemente, será innecesario el uso rutinario de antiparasitarios en nuestras aves.



Ahora bien, si por cualquier circunstancia fallaran las medidas de prevención y observásemos parásitos en nuestras aves o en sus nidos, será el momento de adoptar otras medidas y de recurrir a los antiparasitarios, preferiblemente bajo prescripción veterinaria, quien nos indicará el producto adecuado para cada caso y el protocolo a seguir para que sea realmente efectivo el tratamiento.



Dado que nuestra ignorancia y prepotencia nos hace prescindir de los veterinarios, al menos intentemos obrar con un mínimo de prudencia y de responsabilidad. En general, a la hora de administrar cualquier producto a nuestras aves, deberíamos de cumplir las siguientes normas básicas:


- No usar nunca, y repito, nunca, productos que no sean específicos para aves.

- Comprar siempre productos que en el envase hagan constar el registro sanitario, composición y fecha de caducidad.

- Elegir preferiblemente productos procedentes de laboratorios de confianza y que presenten certificado de calidad.

- Seguir fielmente las indicaciones y dosis recomendados por el fabricante.



Los productos destinados a otros animales, aún cuando contengan el mismo principio activo, pueden utilizar excipientes diferentes que, en el caso de las aves, no sean aconsejados. Lo mismo puede decirse para otros productos fitosanitarios y del hogar. En ocasiones, los veterinarios emplean fármacos indicados para otros animales, e incluso de medicina humana; pero a diferencia con nosotros, ellos saben lo que hacen, y en efecto, los fármacos realmente eficaces no se suministran en las pajarerías.



El registro sanitario nos garantiza que los productos y la composición están autorizados. Los laboratorios serios normalmente también presentan el logotipo de certificación de calidad, que garantiza, en cierta manera, que sus sistemas de producción, almacenamiento y distribución, están sometidos a sistemas de control. Por ejemplo, muchas sustancias son sensibles a la temperatura y deben almacenarse y transportarse a baja temperatura, por lo que se requiere de unidades frigoríficas y camiones isotermos. Entre estas sustancias se encuentran las vitaminas; imaginaos las propiedades de éstas tras viajar de Barcelona a Sevilla en pleno mes de agosto y en un camión convencional, y luego expuestas al público en cualquier pajarería.


Las indicaciones y dosis dadas por el fabricante, pueden en ocasiones, ser variadas por el veterinario en función del caso, pero al menos, evitan usos indebidos por nuestra parte.



El carbaril, principio activo de Insectornis, perteneciente a la familia de los carbamatos, está considerado uno de los antiparasitarios más seguros y menos embriotóxico para las aves. Pero de ahí, a administrarlo en el agua de baño, donde las aves pueden ingerirlo, o a administrarlo en nidos, tal y como indica el prospecto del producto, va un abismo y me parece una temeridad. Si fuera necesario administrarlo en nidos, en casos de una infestación importante, debe aplicarse con extrema cautela y evitando en todo momento cualquier contacto con los huevos o pichones de poca edad. Adjunto una fotografía en la que pueden observarse los efectos tóxicos en embriones; el de la izquierda es normal, el de la derecha fue sometido a dosis bajas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



También se observan errores crasos en el prospecto de Insectornis a la hora de definir a los ácaros como un tipo de piojos rojos, ya que éstos no son piojos. Los piojos pertenecen a la clase de los insectos, mientras que los ácaros pertenecen a la de los arácnidos. Mientras los primeros tienen 3 pares de patas, los segundos tienen 4 pares.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Estas prácticas tan extendidas y generalizadas, en ocasiones tienen consecuencias de las que el criador no es consciente. Desde muertes embrionarias y eclosiones dificultosas, hasta pollos débiles y/o con anomalías. Todo dependiendo de la dosis recibida por cada embrión y por cada nidada, y sin que el criador encuentre explicación para estos sucesos ni los relacione con el uso del antiparasitario (ojo, también pueden deberse a otras razones).



Posiblemente y aún cuando carezco de información precisa, lo presuntamente sucedido con Insectornis pueda estar relacionado con alguna de estas circunstancias, bien un cambio en los excipientes, bien un cambio en la concentración del producto; de ahí el presunto nefasto resultado, causando una mortalidad excepcional. Lo cual pone en evidencia que, si es que existen controles de calidad, cosa que dudo, éstos, presumiblemente, han fallado.



La verdad es que, con todas las burradas que les hacemos a nuestras aves, la única conclusión que podemos deducir es que son verdaderamente resistentes.



La problemática de las parasitosis será abordada en el futuro de una manera más amplia, técnica y precisa, por el compañero Marcos Núñez en la sección veterinaria, por lo que las parasitosis externas han sido tratadas aquí exclusivamente desde la perspectiva de esta sección, recomendando medidas de profilaxis, pero sin abordar clasificaciones taxonómicas parasicológicas ni tratamientos.

Publicado por Carlos A. Cuenca



Admin
Admin

Mensajes : 472
Fecha de inscripción : 26/05/2008
Edad : 57
Localización : Rota

http://ramonvi.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.